Cuando un negocio ha identificado a su público objetivo debe conseguir su conversión en clientes, para ello hay que analizar el interés que estos hayan demostrado por la marca, a través de las búsquedas o la lectura de contenidos elaborados por esta, y obtener leads (contactos cualificados) creando bases de datos.

Si se trata de un negocio electrónico, la forma más rápida de obtener estos datos es la creación de una cuenta, por la que el usuario nos facilitará su datos necesarios para su identificación, con los datos necesarios para dicha apertura, y con ello segmentar al cliente.

Pero también podemos conseguir datos de los usuarios a través de promociones, concursos y ofertas, de todos los usuarios que hayamos conseguido atraer hacia nuestro contenido, ya sea en una web, landing page, o redes sociales, en este caso, es fundamental crear campañas con gancho para conseguir los clics necesarios para atraer el tráfico cualificado.

Trabajando el embudo de conversión

Después para asentar la relación con los usuarios en muchos casos conviene tener una newsletter para transmitir información relevante y mantener una relación con dichos usuarios, y en todo momento hay que medir los resultados de nuestras acciones, para ello la base de datos debe estar al día y en continua revisión. Este tipo de comunicación debe ser recurrente pero sin caer en el exceso, y siempre debe tener un contenido útil y relevante.

Por último, algo útil para conocer a nuestros usuarios y poder segmentarlos adecuadamente, son los buscadores dentro de nuestra web, ya que pueden servirnos como fuente de información, en cuanto a que podemos obtener datos relevantes por el tipo de palabras que se buscan y las páginas que se acaban encontrando.

 

Todas estas acciones buscan ayudarnos a avanzar en nuestro embudo de conversión, desde la parte ancha que es la relativa a la obtención de los contactos, hasta la parte estrecha relativa a la generación de leads, y que estos pasen a ser nuestros clientes, el mejor conocimiento de estos nos ayudará a acelerar las fases iniciales del embudo de conversión.